DG de Economía Circular

Cambio Climático

El cambio climático representa uno de los grandes retos ambientales que se manifiesta con efectos sobre la economía global, la salud y el bienestar social.
 
El origen de este fenómeno se encuentra en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), cuyas fuentes son tan heterogéneas como lo son la actividad económica y social. Contribuyen al incremento de las concentraciones atmosféricas de estos gases desde la movilidad y transporte de los ciudadanos hasta la fabricación industrial, pasando por la generación de electricidad, la agricultura, los residuos, etc. Así, las medidas dirigidas a la reducción de emisiones de GEI afectan a todos los sectores económicos y a la ciudadanía en general.
 
Los informes científicos indican que los impactos del cambio climático sobre los ecosistemas y sectores productivos en España están siendo y serán importantes, ya que la península Ibérica es más vulnerable al cambio climático en relación a otras zonas de Europa. Castilla-La Mancha es, además, una de las regiones del área mediterránea de mayor riesgo.  
 
Los impactos derivados del cambio climático tienen un amplio espectro de acción derivado de los efectos que tiene sobre el complejo sistema climático terrestre. Las proyecciones climáticas describen impactos sobre sectores tan variados como la salud, los bosques, la agricultura, la actividad industrial e incluso el turismo.
 
Según el “Informe Stern” sobre la economía del cambio climático, para los impactos que ya se están produciendo, que no podrán ser evitados, la mejor opción posible es la adaptación, es decir, la adopción de medidas para incrementar la resistencia y reducir los costes a un mínimo. Los beneficios de acciones enérgicas y tempranas superan con creces los costes económicos de la inacción.
 
Dado la amplitud de los sectores implicados, y que muchos de los ámbitos que contribuyen a las emisiones de GEI o que se verán afectados por el cambio climático son competencia regional, desde el Gobierno se quiere llevar a cabo una labor de lucha frente al cambio climático realista y eficiente.
 
La lucha contra el Cambio Climático no sólo plantea retos, sino también oportunidades. La mitigación puede permitir a Castilla-La Mancha reducir su dependencia de los combustibles fósiles en base a un nuevo modelo energético de producción y desarrollo definido en base a parámetros y objetivos más sostenibles. La adaptación deberá presentar alternativas para los distintos sectores de impacto que permitan mantener la actividad económica, el bienestar social y la salud, así como la calidad del medio ambiente y sus recursos.
 
La Consejería de Desarrollo Sostenible dispone de una Unidad de Cambio Climático dependiente de la persona titular de la Dirección General de Economía Circular (Decreto 276/2019, de 17 de diciembre), que tiene como funciones:
 
         a) El asesoramiento en relación a las actuaciones y las políticas relacionadas con el cambio climático.
 
         b) La coordinación y fomento de las políticas en materia de cambio climático y emisión de gases de efecto invernadero.
 
         c) Aplicación y propuesta de desarrollo de la legislación reguladora del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.
 
         d) La coordinación y el fomento de instrumentos dirigidos a la lucha contra el cambio climático a escala global.

Enlace permanente: 
https://castillalamancha.es/node/54514
Ir a arriba